la f uentezuela.com
Almedinilla martes, 26 de septiembre de 2017

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO

ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO |
Remedios Leiva Fernández, una Almedinillense en Nueva Zelanda

Remedios Leiva Fernández
jueves, 25 de marzo de 2010 (23:41:52)

2 Comentarios - 6.439 Visitas

Compartir Imprimir
Nunca fue parte de mi plan acabar en las antípodas. Más bien, culpa del azar o tal vez del destino. Recuerdo una imagen de un libro de geografía cuando aún estaba en mi amado colegio de La Virgen de  la Cabeza.

Remedios Leiva Fernández, una Almedinillense en Nueva Zelanda
Remedios Leiva Fernández, una Almedinillense en Nueva Zelanda
Una imagen de una playa de Nueva Zelanda que se me quedó grabada sin en ese momento entender ni predecir el significado que iba a tener en mi vida. Recuerdo “las pangas”, parte de una vegetación exuberante que acababa justo en una pequeña cala de arena fina y dorada.

Unos quince años más tarde y como resultado de mi fracaso en el segundo examen de oposiciones de Magisterio me vi un día sentada en una terraza cercana a La Calahorra, por donde una compañera de clase pasaba. La invité a sentarse y me reveló su experiencia como aupair en Londres. Fueron cinco minutos de conversación  definitivos en mi decisión de viajar a Inglaterra a aprender inglés. ¡Qué locura! O al menos eso es lo que mi madre pensó.  


Mis primeros meses en Londres……soledad, añoranza, angustia, miedo. Recuerdo haber sido los momentos más duros que jamás había experimentado hasta entonces. Ajena a todo lo que me rodeaba y guiada por la soledad y el miedo provocado por encontrarme en un lugar donde todo me era extraño, buscaba desesperadamente algo que me fuese familiar. No tardó en llegar…Como conejitos empezaron a saltar hispanos por una parte y por otra, algunos en mi misma situación, otros con más tiempo en esta gigantesca ciudad y sin duda con más experiencia. Claro que los hispanos no facilitaron mi tarea de aprender inglés sino todo lo contrario. Aún así les concedo el crédito de haberme ayudado a descubrir lo que esta ciudad ofrecía.

Londres, en definitiva fue la ventana que se abrió ante mí y donde todo un mundo desconocido pero no menos invitador me esperaba. Fascinada por todos esos aventureros que por aquel entonces pasaban por esta ciudad con el fin de trabajar, ahorrar dinero y seguir su camino, me dejé llevar por la corriente…por la euforia de descubrir otras culturas. Grecia, Israel, Egipto, La India, Australia, Nueva Zelanda, Indonesia, Malasia, Tailandia fueron mis destinos durante el transcurso de unos ocho años. Claro que, no sin pausas: durante este periodo de continuos viajes hubo varios intervalos en los que regresaba a España por cortas visitas.  Fueron años dominados por intensas emociones y la curiosidad de descubrir nuevos mundos.

Una mañana  en Perth (Australia) y de regreso a Sydney, en un vagón de metro observé una figura de alguien que me pareció reconocer…Había conocido a Glenn en Londres y claro que era toda una causalidad verlo de nuevo justo al otro lado del globo, ¡ni más ni menos que con una camisa rosa! Lo interesante es que ambos íbamos camino a la estación de tren y ambos íbamos a viajar en el mismo tren que a mí me llevaría hasta Sydney y a él hasta Adelaide. Pero esperen, aun hay más…    ” ¿Te imaginas que tengamos el mismo vagón? – dije. “A ver, a ver…” “yo tengo el 18 ¿y tú? “ ¿Me estás tomando el pelo?- exclamé. “Si, lo siguiente que me vas a decir es que tu asiento esta al lado del mío” –continué. “Espera, voy a mirar. Muéstrame tu billete” –pidió Glenn. “Pues no, no estamos sentados el uno al lado de otro porque nos han dado el mismo número de asiento!!!” –exclamó Glenn.

No se si ese momento decidió por nosotros o nosotros decidimos en ese momento, en silencio, que algo fuera de nuestro control nos había unido. El viaje transcurrió amenizado por el recuento de las aventuras más notables de cada uno. Glenn llegó a su destino, nos despedimos y continuamos nuestros caminos. No fue hasta un año mas tarde que Glenn se atrevió a visitarme en Córdoba donde en aquel momento me encontraba en vías de asentarme y que para tal fin había comprado un piso en San Pedro y que resultó ser un trastero. Sí, un trastero que un antiguo profesor de “La Normal” el cual se hallaba en el negocio de la inmobiliaria me había vendido: “¡chorizo!” Con ayuda de amigos y de un abogado conseguí salir inmune de la experiencia.

Ni que decir tiene. No llegué a establecerme como habían sido mis planes originales sino que por el contrario comenzaron una serie de viajes sin rumbo donde lo más importante no era visitar lugares sino compartir mi tiempo con Glenn. Y esto fue el principio de mi vida en Nueva Zelanda….hace aproximadamente 19 años.

Cuando Aria nació regresamos a España por una temporada larga. Durante este tiempo empecé a dar clases particulares de inglés y por medio de la APA de algunos colegios, organizamos unos cursos de inglés por las tardes. Fue en Carcabuey donde me establecí. Gracias al éxito que tuvieron los cursos se me ofreció organizarlos cada año de enero a junio. Esto me proporcionó la oportunidad de poder pasar medio año en España y medio en Nueva Zelanda. Así transcurrió toda una década durante la cual no faltaron vivencias y experiencias interesantes. Charlie nació en 1999.

Varios elementos influyeron en la decisión de optar por quedarnos a vivir en Nueva Zelanda. Entre ellos, el hecho de que Aria comenzaba la secundaria, la realidad de que el trabajo de Glenn no le permitía estar ausente por temporadas largas y mi deseo de realizarme profesionalmente.  Comencé convalidando mi Diplomatura y haciendo sustituciones en varios colegios.  Decidí continuar estudiando y conseguir una licenciatura con el fin de tener más opciones a la hora de conseguir un trabajo más remunerado y estable. Y fue así como, hace tres años, comencé a trabajar en James Hargest College.

Han sido tres años, sin duda, desafiantes aunque no por ello menos gratificantes.  En mi primer y segundo curso he trabajado a tiempo parcial como profesora de español, francés y haciendo sustituciones en las horas libres. Ha sido en el curso escolar 2009 cuando he empezado a trabajar a tiempo completo en el departamento de idiomas como profesora de español. Me siento afortunada de trabajar en este centro que no solamente cuenta con extraordinarias instalaciones sino con un profesorado y un equipo directivo sumamente competente.

Aunque finalmente establecida en este país continúo en contacto con mis raíces, física y espiritualmente. Procuramos visitar anualmente. Recientemente, en abril organizamos un viaje de estudios con los alumnos de español, con fines culturales y lingüísticos. La experiencia fue altamente enriquecedora para el grupo y sin  lugar a dudas inolvidable; y para mí, una excelente oportunidad de fortalecer mis lazos con mi tierra y mi gente.  


Reme Leiva Fernández

GALERÍA DE IMÁGENES








2 COMENTARIOS

Valeriano Malagón Malagón - 29/03/2010 - 09:25:58


     Bienvenida sea la edición digital de la revista La Fuentezuela. No deja de sorprenderme la pujanza que las gentes de Almedinilla manifiestan en multitud de aspectos que inciden en el desarrollo de la cultura y enriquecimiento personal. La presentación de la edición digital de La Fuentezuela fue un acto modélico por el marco incomparable de La Era, por los presentadores del evento, por el público y por el ágape.
La noticia fresca de Almedinilla crece y estimula el interés cuando se conoce a distancia.

Larga vida para Fuentezuela en formato convencional y en formato digital.

Valeriano Malagón
www.ecoarqo.com
...........................................................................................


Fran Vicente - 24/10/2010 - 23:12:38


     La verdad es que esta es una historia de coincidencias extraordinaria... Se lee rápido, pero es el resumen de toda una vida. Merece la pena aprender un poco de la vida de los demás para aprender...
...........................................................................................


Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.



Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  








| PORTADA | | | ANDALUCÍA | NACIONAL | SALUD | COMARCA | RINCÓN LITERARIO | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768