la f uentezuela.com
Almedinilla jueves, 21 de junio de 2018

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
OPINIÓN

OPINIÓN | Educación
Misteriosa lógica infantil

Miguel Ángel Santos Guerra
jueves, 14 de junio de 2018 (17:38:58)

0 Comentarios - 63 Visitas

Imprimir

El fin de semana pasado he tenido la oportunidad de asistir al IX Encuentro de la Asociación Pedagógica Francisco Tonucci (APFRATO) celebrado, como en sus ediciones anteriores, en la ciudad de Granada. Los niños y las niñas encuentros son protagonistas en esos encuentros. Ellos y ellas presentan a los conferenciantes, entregan los regalos, ayudan en diversas tareas. Sobre ellos y ellas versan las exposiciones. El epicentro de APFRATO son los niños y las niñas. Las presentaciones de este año eran exploraciones ingeniosas que hacían con soltura, manejando los micrófonos con naturalidad sorprendente. Qué maravillosa espontaneidad ante más de seiscientos profesores y profesoras.

Los niños y las niñas tienen su peculiar forma de pensar. Es preciso escucharlos con respeto y atención, saber lo que dicen como fruto de sus mecanismos de interpretación de la realidad y de su peculiar forma de comunicarse entre ellos y con los adultos..

“La forma de pensar de los niños es diferente y misteriosa. Diferente porque diferentes son sus intereses, sus opiniones, sus preocupaciones respecto al mundo de los adultos. Misteriosa porque es difícil de entender. Los niños a menudo dicen una cosa para comunicar otra; o no dicen exactamente lo que piensan, ya que podría acarrearlos problemas con nosotros, los adultos”, dice Francesco Tonucci en su último libro “Los niños y las niñas piensan de otra manera”.
Pondré algunos ejemplos, extraídos de la realidad que muestran de forma clara el ingenio y la peculiaridad de su pensamiento

Camino de Granada, la maestra Fina me cuenta una simpática anécdota protagonizada por su hija menor que por entonces contaba, si mal no recuerdo, con 7 años. La familia se había mudado a una nueva ciudad y, como consecuencia, la niña había cambiado de Colegio. Un grupo de compañeras mostraba una actitud hostil hacia la nueva alumna.
– No queremos que estés aquí.
– ¿Por qué?
– Pues porque no.

Ella se rebela ante esa situación de rechazo, lo que propicia la reacción contundente de una de las niñas que, de forma agresiva y grosera, le dice:
– Mira, niña, vete a la mierda.

Ella, rabiosa, quiere reaccionar con igual contundencia, pero no se le viene nada a la cabeza con lo que poder responder de forma equivalente y, con los nervios a flor de piel, le dice:
– Pues tú te vas a ir…, te vas a ir…, te vas a ir…. al concurso de traslados.

En ese momento le pareció que no había otro sitio peor al que mandarla. Desde luego, mucho peor que mandarla a la mierda. Y menos grosero. ¿Qué es para ella el concurso de traslados? Pues algo de lo que ha oído hablar a su mamá con indudable preocupación. Algo muy negativo.
En su interesante conferencia sobre “Cómo enseñar desde el cerebro del que aprende”, mi querido amigo José Antonio Fernández Bravo contó esta preciosa experiencia, que Tonucci refleja en una simpática viñeta del libro citado anteriormente:
Una maestra le pregunta a una niña el primer día de clase:
– ¿Sabes leer?
La niña, muy segura, contesta:
– Leer no “sabo”.
– ¿Y escribir?
– Escribir, sí, dice con aplomo la niña.
Tanto se extrañó la maestra de que la niña supiera escribir y no leer, que le dijo:
– A ver, escribe algo.

La niña hizo unos garabatos ininteligibles en la hoja que le entrega la profesora.
– ¿Qué pone ahí?, preguntó la maestra llena de curiosidad.
– Si ya le he dicho que no sé leer, contesta la niña con una coherencia mezclada con incredulidad.
La lógica no podía ser más aplastante. Como no sabe leer, no puede decir qué es lo que ha escrito.

Pero lo escrito, escrito está.
Los niños y las niñas razonan desde su lógica peculiar. En la casa, en la escuela, en la calle se expresan con espontaneidad e inteligencia.. De forma clara. De forma contundente. Al pan, pan y al vino, vino.

Un niño le dice a su tía, cuando le abre la puerta de la casa, una buena tarde que viene a visitar a la familia:
– Tita, ¿cuándo nos vas a traer la lata que dice mamá que vienes a darnos cuando nos visitas?

Mi amiga Beatriz me cuenta que su hijo Darío, cuando solo tenía 5 años hizo una intervención demoledora durante una cena a la que habían invitado al jefe de la empresa de su marido.
Todo transcurría con fluidez. Encuentro cordial, ambiente relajado, sabrosas viandas, conversación distendida, sonrisas por doquier… De pronto el pequeño Darío se dirige al jefe de su padres y le espeta:
– ¿Así que tú eres el que explotas en el trabajo a mi papá?
¿Cómo salir airoso de la situación? ¿Cómo explicar al jefe que eso no lo había oído nunca el niño en su casa?, ¿cómo hacer creer que se le ha ocurrido así porque sí?

Qué decir de la escuela. Me emocionó ver cómo Francesco Tonucci dedicaba el libro a mi hija por haber utilizado dos historias suyas en el libro: “Gracias, Carla, de parte de Frato”. Una de ellas recoge unas frases de la niña cuando hace unos años íbamos al cole y yo me lamentaba del retraso que había a causa de un accidente: “Papá, no te preocupes por llegar tarde, porque vamos al cole. Lo malo de llegar tarde es que fuéramos a un cumple y me perdería el mago, la tarta y la piñata”.
Hace tiempo que me contaron esta anécdota verídica. Un niño gitano llegó tarde para el comienzo de curso y en dirección le indicaron a qué aula tenía que dirigirse.
– Llama a la puerta y la maestra te dirá lo que tienes que hacer, le dijo el director.

Así lo hizo el niño. Recorrió un largo pasillo y llamó a la puerta del aula que le habían indicado. Abrió la puerta la maestra, a quien explicó que era un nuevo alumno y que el director le había enviado a esa clase.
– Muy bien. Bienvenido, dijo la maestra. Siéntate, allí. Ese va a ser tu sitio.
– ¿Sentarme?, dijo el niño. Si yo no estoy cansado todavía.

Tres pequeñas conclusiones para terminar.
La primera tiene que ver con la actitud de escucha. Tenemos que prestar más atención, tenemos que escuchar con más frecuencia a los niños y a las niñas. A veces, como son niños, seguimos haciendo lo que estamos haciendo aunque nos pidan que les escuchemos. O les indicamos que nos hablen mientras hacemos otra cosa.
– Sigue hablando, le dice el papá al niño con gestos mientras atiende una llamada de teléfono.

La segunda se refiere al hecho de la recopilación de sus genialidades. Muchas se nos pierden en el camino porque el paso del tiempo las borra inexorablemente. Si las escribimos, estaremos salvándolas del olvido.

La tercera es que deberíamos escribir lo que escuchamos. De esa manera otros podrían conocer lo que los niños piensan, lo que los niños y las niñas dicen. Pienso en los numerosos libros de Francesco Tonucci, figura central de los Encuentros de Granada y autor de varios libros sobe el pensamiento de los niños y de las niñas: “Con ojos de niño”, “Con ojos de niña”, “Cuando los niños dicen ¡BASTA!”, “La soledad del niño”, “La ciudad de los niños”… Le recordaba durante una comida al querido y admirado pedagogo y dibujante italiano que, en nuestro país, no hace mucho, el periodista Paco Motos escribió tres libros estupendos con este título: “Frases célebres de niños”. Más que célebres son ingeniosas, pero muy interesantes.

Estoy seguro de que los papás y las mamás y los maestros y maestras de infantil se encuentran excavando en una mina donde los tesoros aparecen sin cesar. Ojalá sepamos descubrirlos, disfrutarlos y compartirlos.








Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.




Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  







| PORTADA | | | | ANDALUCÍA | NACIONAL | SALUD | COMARCA | RINCÓN LITERARIO | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768