la f uentezuela.com
Almedinilla miércoles, 12 de diciembre de 2018

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
OPINIÓN

OPINIÓN | Educación
Más centro y más aula

Miguel Ángel Santos Guerra
martes, 27 de febrero de 2018 (08:33:36)

0 Comentarios - 163 Visitas

Imprimir

Tengo delante un interesante libro de mi compañero y amigo Mariano Fernández Enguita, sociólogo de la Complutense, que lleva años trabajando con denuedo en el ámbito de la educación. El libro se titula “Más centro y menos aula” (Editorial Morata). Un libro bien concebido, muy bien documentado y bien enraizado en los tiempos que vivimos y en la realidad en la que nos encontramos.

Dice el profesor Fernández Enguita en el libro citado: “¿Qué diferencia hay entre escuela y aula? Más bien poca. La escuela es hoy, básicamente, un conjunto de aulas alineadas y apiladas, y no solo físicamente. El juego de palabras es fácil y no falla: tarde o temprano algún alumno revoltoso añadirá la j delante del letrero y listo: jaula. Porque jaulas es lo que son esos espacios diminutos en los que la institución obliga a los alumnos a pasar la mayor parte de su tiempo escolar, salvo el paso ocasional por aulas especializadas (aulas informáticas, laboratorios de ciencias o de idiomas), salas de lectura pero tan parecidas al estereotipo como sea posible, que hace su aparición en la enseñanza secundaria. María Montessori afirmaba que el aula de pupitres inmóviles era la mejor prueba de que el principio de esclavitud todavía invadía la pedagogía y, por tanto, el aula”.

No creo que haya que recortar la importancia del aula, donde el profesor y el grupo desarrollan los contenidos del curriculum. Lo que hace falta es romper la estricta rutina que impide la acción interdisciplinar, que rompe la posibilidad de trabajar en proyectos didácticos ambiciosos, que olvida las potencialidades del aprendizaje digital, que deja a cada profesor en la soledad de su acción en un escenario hermético. El autor del libro citado dedica un capítulo a reflexionar sobre “el microequipo en la hiperaula”. Varios docentes trabajando simultáneamente en un aula grande. Entonces sí: más centro y menos aula (mala). Pero más aula rica y estimulante.

También es cierto que fuera del aula se puede trabajar en las dimensiones intelectuales del aprendizaje. Los aprendizajes no solo se pueden desarrollar en el aula (ni solo en la escuela, claro).

Comparto la tesis básica del libro: más centro, más proyecto compartido, más coordinación, más colegialidad, más innovación institucional… Pero no creo que ese planteamiento sea incompatible con el valor del trabajo en el aula. Más bien pienso que se complementan y se enriquecen. Por eso me he permitido sustituir el “menos” del título del libro por otro decidido “más”. Le oído decir hablando del libro que hay que escoger entre escuela y aula y que él elige la escuela. Yo creo que se trata de una falsa dicotomía. ¿Por qué no más escuela y más aula, aunque sea otro tipo de aula?

No me gusta el profesor que dice: “yo, cuando me siento bien de verdad es cuando cierro la puerta del aula y me quedo solo con mis alumnos”. Lo que significa que el trabajo compartido, el proyecto de la institución, los fines colegiados, las actitudes cooperativas no constituyen prioridad alguna para él. Lo que significa que lo único importante son los contenidos de las materias.

Cuando digo “más centro” quiero enfatizar la importancia que tiene el proyecto elaborado por la comunidad. Un proyecto que aprueba el Consejo Escolar de la Escuela, como órgano de máxima representación. Ya sé que el proyecto, a veces, no lo elabora la comunidad sino que es el fruto del trabajo realizado por el Director y alguno más.

He visto cómo se ha aprobado alguno en el Consejo Escolar. Sin participación, sin conocimiento de su contenido, sin debate, sin pasión. Y se ha pedido que se apruebe en esa sesión porque al día siguiente hay que llevarlo a la Inspección. Si alguien levanta la mano y dice: “Se me está pidiendo algo irracional y ofensivo, que apruebe un documento que desconozco”, es casi seguro que fuera tachado de extorsionista y de poco colaborador.

Alguien (puede ser profesor/a o padre/madre) podrá añadir que considera excelentes profesionales a los docentes del centro y que poner en tela de juicio la calidad del proyecto que se ha presentado podría ser considerado una ofensa.

Incluso alguien podrá argüir que los padres o madres no son profesionales y que carecen de competencia para abordar cuestiones de carácter técnico como es la elaboración del proyecto.

Hablo de experiencias que he visto más de una vez. En una de ellas, el hijo del padre que pidió tiempo y condiciones para estudiar el Proyecto antes de aprobarlo, fue recriminado por un profesor:

– A ver si le dices a tu padre que al Consejo Escolar se viene a colaborar, no a poner zancadillas.

Ese tipo de actitudes debilitan los procesos de participación. El alumno en cuestión le dijo a su padre:

– Papá, ¿qué has dicho en el Consejo Escolar? No vuelvas a ir porque voy a tener problemas con algunos profesores.

Que haya “más centro” exige actitudes cooperativas en los profesionales que no siempre han sido objeto de atención en los procesos formativos ni en los de selección. La vieja expresión de que “cada maestrillo tiene su librillo” hace referencia a esa actitud individualista que destruye o complica la formulación y el desarrollo de un proyecto compartido.

Para que este enfoque tenga éxito se requiere, en segundo lugar, que haya coordinación vertical, horizontal e integral. Y la coordinación exige tiempo. Uno solo decide lo que quiere hacer con rapidez inusitada, pero el grupo tiene que dialogar, argumentar y consensuar para tomar una decisión razonada y compartida. Y también hace falta tiempo para saber si se han hecho bien las cosas y, cuando no se han hecho bien, explicar cuáles han sido las causas y de quiénes han sido las responsabilidades.

“Más trabajo en equipo es también, dice Fernández Enguita en su nuevo libro, la forma más efectiva de difundir la mejores prácticas y la innovación”.

Una tercera exigencia tiene que ver con la configuración de los espacios. Hay una forma de entender la acción educativa de la escuela asentada en la aglomeración de pequeños espacios, en la acumulación de pequeñas celdillas en la que cada profesor desarrolla su tarea. La concepción individualista de la práctica configura los espacios de una manera determinada y la configuración de los espacios retroalimenta esa concepción.

Trato de poner el énfasis en el centro como unidad funcional de planificación, de acción, de innovación y de evaluación. Creo que los centros viven independientemente de su éxito. Es más, sin necesidad de definir qué vamos a entender por éxito. Me imagino a veces los centros escolares como barcos en alta mar, con todos los miembros de la tripulación extenuados, agitados en la acción. Pero es necesario preguntarse hacia dónde va el barco, si avanza en la buena dirección y, si no es así, por qué motivo.

Solo desde una actitud autocritica exigente y desde una apertura honesta a la crítica se puede corregir el rumbo si se navega en la dirección equivocada o acelerarlo cuando se está bien orientado. Hace ya muchos años escribí el libro “Hacer visible lo cotidiano. Teoría y práctica de la evaluación cualitativa de las instituciones escolares”. Considero fundamental esta exigencia que, de ser rechazada, nos instala en los errores y nos disculpa la pereza.








Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.




Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  







| PORTADA | | RINCÓN LITERARIO | COMARCA | SALUD | NACIONAL | ANDALUCÍA | | | | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768