la f uentezuela.com
Almedinilla martes, 23 de enero de 2018

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
OPINIÓN

OPINIÓN | Educación
Buen profesional, profesional bueno

Miguel Ángel Santos Guerra
sábado, 09 de diciembre de 2017 (10:50:51)

0 Comentarios - 61 Visitas

Compartir Imprimir

He participado hace unos días en las dos sedes que tiene en Chile la Universidad Mayor (Temuco y Santiago) en un interesante Proyecto que lleva por título “Buen profesional, profesional bueno”. La idea que ha inspirado la experiencia es que, además de la formación técnica, los profesionales necesitan una formación psicológica y moral. Y, aunque yo les decía que, para mí, no hay buen profesional sin la parte relacionada con el saber ser, consideraba un acierto hacer patente en ese juego de palabras una carencia que lastra la concepción y la formación de los profesionales en la Universidad.

La expresión que sintetiza el proyecto (buen profesional, profesional bueno) me ha llevado a pensar en la curiosa modificación semántica que, en ocasiones, encierra el lugar de colocación del adjetivo (antes o después del sustantivo). En efecto, a veces, esa colocación pone el énfasis en un significado muy diferente al otro. No es igual decir “un griego desnudo” que “un desnudo griego”.

¿Qué profesionales entrega la institución universitaria a la sociedad? ¿Son competentes en sus ámbitos científicos? ¿Tienen las destrezas necesarias para realizar el trabajo? Pero, por otra parte, ¿son capaces de actuar con un compromiso ético para una sociedad mejor? ¿Saben trabajar en equipo? ¿Manifiestan respeto, solidaridad y compasión hacia sus semejantes? ¿Tienen cercanía emocional con quienes se relacionan? ¿Ponen el saber y el saber hacer al servicio de las personas?

Alguna vez he dicho que fueron médicos muy bien formados, ingenieros muy bien preparados y enfermeras muy capacitadas en su oficio, los profesionales que diseñaron las cámaras de gas en la Segunda Guerra mundial ¿Sabían mucho? Sí. Se han hecho estudios de lo bien que ventilaban los hornos crematorios. Pero sus víctimas no se alegraron de lo que habían aprendido. Eran buenos profesionales, pero no profesionales buenos.

Creo que se trata de una buen planteamiento. Porque permite visualizar una parcela de la formación que frecuentemente se olvida o se minusvalora.

Algunos profesionales que realizan su trabajo en la política, la medicina, el derecho, la enseñanza, el comercio, el periodismo, la arquitectura, la ingeniería, la enfermería, las humanidades, el arte, las ciencias, la milicia… dejan mucho que desear en todo lo relativo a la ética. ¿Están bien formados? A mi juicio, no, aunque hagan casas hermosas, sepan operar a corazón abierto, dirijan bien un periódico o impartan bien una clase…

Recuerdo que, hace unos años, en un curso que mi amigo médico Daniel Prados y yo impartíamos a tutores de medicina de familia, una cirujana cardiovascular habló del comportamiento de un MIR (Médico Interno Residente, cirujano cardiovascular en formación) de tercero que, cuando trabajaba en un Hospital, recibió una llamada urgente de una habitación porque un paciente estaba en situación emergencia. El MIR llamó a su tutor para decirle lo que estaba sucediendo y para pedirle que fuera él a atender al paciente porque él estaba terminando de ver una película. La doctora me explicaba que no se podían aceptar esas actitudes, que la evaluación de esa práctica profesional no sería positiva.

Siguiendo las líneas maestras del Proyecto de la UM en todas las carreras se trabaja la dimensión relacionada con el saber ser: cercanía emocional, integridad moral, trabajo colegiado, relaciones asentadas en la dignidad, tenacidad en situaciones adversas, espíritu emprendedor, perseverancia en el esfuerzo… Sobre las competencias relacionadas con esta dimensión se organizaron en ambas sedes talleres conducentes al desarrollo del Proyecto.

Por todas las instalaciones de la Universidad aparecen pensamientos que subrayan, recuerdan, remiten al Proyecto: “La identidad de una persona consiste en la coherencia entre lo que es y lo que piensa” (Charles Sanders Pierce), “La felicidad consiste en poner de acuerdo tus pensamientos, tus palabras y tus hechos” (Mahatma Gandhi), “La tierra no es una herencia de nuestros padres sino un préstamo de nuestros hijos” (Proverbio indio), “Por encima del talento están los valores comunes: disciplina, amor, buena suerte pero, sobre todo, tenacidad” (James Baldwin), “Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad. Y ojalá no tuviera la necesidad de soñarlas” (Martin Luther King), “Lo que las leyes no prohíben, puede prohibirlo la honestidad” (Séneca), “El genio comienza las granes obras, pero solo el trabajo las acaba” (Joseph Joubert), “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo” (Nelson Mandela)… Con esos mismos pensamientos han confeccionado una hermosa colección de marcapáginas.

Una de las parcelas que trabajé con los profesores de una y otra sede fue la evaluación de las dimensiones relacionadas con el saber ser. Evaluación que exige la utilización de métodos sensibles para captar la complejidad, de métodos variados, adaptados al contexto, interactivos (unos remiten a otros) y de profundidad progresiva. No se puede evaluar fenómenos complejos con instrumentos simples.

Celebré dos sesiones (inicio y clausura) con el equipo responsable. Les recordaba que una institución que alberga este tipo de Proyectos tiene que instaurar un clima moral y sus profesionales deben ser un ejemplo vivo del profesional que se desea formar. No hay forma más bella y más eficaz de autoridad que el ejemplo.

Les decía también que es preciso escribir sobre tareas formativas. El pensamiento caótico y errático que existe sobre las prácticas, cuando se somete a la escritura, es preciso estructurarlo, organizarlo y pasar de unos puntos a otros a través de la argumentación.

Es necesario también, les decía, establecer conexiones potentes con los egresados de cada especialidad y analizar las carencias que, a su juicio, una vez vivido el encuentro con la práctica laboral, se produjeron en la formación. Resulta sorprendente que cuando se pretende algo no haya más rigor en la comprobación del logro y en la explicación de los éxitos y los fracasos.

Cuando los docentes se disponen a mejorar la formación casi siempre se separan de los alumnos y de las alumnas, reflexionan y deciden qué es lo que van a modificar para transformar los procesos formativos. Pero pocas veces se realizan esas reflexiones de forma compartida, pocas veces se reúnen profesores y alumnos para ver qué es lo que hay que hacer.

Les aconsejé también que pusieran en marcha procesos de investigación-acción sobre la tarea de la formación. A partir de preguntas, se explora y se comprende lo que sucede con el fin de tomar decisiones que permitan mejorar la racionalidad y la justicia de la enseñanza.

En el Informe escrito que les envié, una vez finalizada la experiencia, les insté a formar en la UM no a los mejores del mundo sino a los mejores para el mundo. No sólo buenos profesionales, también profesionales buenos. Personas capaces de construir un mundo mejor.








Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.



Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  








| PORTADA | | | | ANDALUCÍA | NACIONAL | SALUD | COMARCA | RINCÓN LITERARIO | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768