la f uentezuela.com
Almedinilla martes, 12 de diciembre de 2017

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
OPINIÓN

OPINIÓN | Educación
El signo menos en la frente

Miguel Ángel Santos Guerra
domingo, 03 de diciembre de 2017 (09:00:58)

0 Comentarios - 28 Visitas

Compartir Imprimir

Leí en su momento la trilogía de Katherine Pancol “Los ojos amarillos de los cocodrilos”, “El vals lento de las tortugas” y “Las ardillas de Central Park están tristes los lunes”, cuya protagonista es Joséphine Cortès, una mujer sobre la que la autora realiza, a lo largo de las tres obras, una fantástica y penetrante descripción psicológica. Libros bien escritos (y bien traducidos) por la autora marroquí, nacida en Casablanca y muy pronto trasladada y afincada en París donde ha vivido hasta el presente.

Después escribió otra trilogía con el mismo título en cada uno de los libros: “Muchachas” (1, 2 y 3). Hoy ha caído en mis manos otra obra suya, “La bárbara” que, aunque no me ha gustado mucho, también describe con perspicacia e ingenio la psicología de otra mujer, Anne Gilly, verdaderamente singular. En esa obra me he encontrado con una interesante reflexión sobre la actitud de las personas ante sí mismas. Esa actitud de la que dependen tantas cosas importantes de la vida: el bienestar personal, la relación con los otros, las expectativas ante el futuro y hasta la visión del mundo. Me refiero al autoconcepto.

Hablando de Anne Gilly, dice Pancol: “Seguía pensando que llevaba en la frente la marca “menos”: menos aplomo, menos carácter, menos experiencia, menos audacia, menos soltura, mientras que los demás le parecían “más” brillantes, “más” inteligentes, “mejor” vestidos, “más” ricos, “más” informados. Así creaba entre ella y los demás una barrera de siete leguas. Cuando le hablaban, daba respuestas rápidas y cortas por miedo a que se dieran cuenta de que ella era menos”.

Cuando terminé de leer este párrafo, cerré el libro y me puse a pensar en esta importante cuestión: ¿Cómo se fragua el autoconcepto? ¿Cuáles son los factores que acuñan esta marca en la frente de las personas? ¿Por qué unas piensan que tienen grabado el signo menos y otras el signo más? No siempre obedece ese hecho a las cualidades reales que tienen las personas. No es, pues, una cuestión de objetividad. Al menos, no del todo. Conozco personas con cualidades excepcionales que se sienten acomplejadas y personas que no tienen muchas dotes, ni físicas ni mentales, que se sienten muy orgullosas de sí mismas.

Me preocupa que algunos de nuestros alumnos tengan el autoconcepto destruido. Que no se valoren, que no crean en sí mismos, que se sientan una basura. Me preocupa que no acepten su imagen, que desprecien su forma de ser. Y me preocupa porque les hace vivir una gran angustia. Y porque les hace relacionarse con los demás de una manera negativa. Y porque afrontan sus responsabilidades de estudiantes y su futuro desde la desconfianza y el desánimo.

¿Qué factores permiten construir un buen autoconcepto (y la consiguiente autoestima) y cuáles lo dañan o destruyen?

Uno de los elementos que, a mi juicio, ayuda a construir el autoconcepto es la expectativa que tienen sobre una persona los demás. Entre ellos, claro está, los padres y los profesores. Cuando se espera poco de alguien, es lógico que uno se valore poco. Cuando quien tiene poder le dice a alguien “tú nunca podrás”, “tú no vales”, “tú nunca llegarás”, acaba no pudiendo, no valiendo, no llegando.

Si un niño es amado, respetado, atendido y cuidado será más fácil que se sienta valioso. Si, por el contrario, se siente despreciado, odiado, maltratado, es lógico que piense que la causa del desamor es su insignificante valía. Si, además, existen comparaciones negativas, la mala influencia se agrava. Imaginemos que esos padres o esos profesores manifiestan una alta expectativa sobre un hermano o sobre otros compañeros. Y que subrayan constantemente el contraste: “Mira tu hermano”, “mira ese compañero”. El daño es seguro.

Otro elemento es la mala experiencia que se vive y que se interpreta bajo una generalización abusiva. “Puesto que he fracasado en este asunto, es natural que fracase en todos los demás”, piensan. Por eso es bueno propiciar pequeños y justificados éxitos que puedan cimentar un buen autoconcepto.

Y, sobre todo, la experiencia de un trauma infantil puede marcar a fuego esa marca menos en la frente de la victima aunque, como otras veces he dicho, ninguna herida tenga que ser un destino.

En medio de una sociedad cargada de signos de ostentación (unos con mucho poder, otros con mucho dinero, otros con mucha fama, otros con muchas cosas… ) el niño y el adolescente se sienten anonadados. ¿Qué son ellos en medio de todo ese cúmulo de apariencias? ¿Cómo olvidar su insignificancia? ¿Qué tienen, qué saben, qué pueden?

Ninguna participación relevante en la sociedad, en la escuela, en la familia.

– Tú repite

– Tú te callas.

– Tú obedece

– Tú, estate quieto

En la inmensidad del mundo, él o ella se sienten la verdadera nada. Una nulidad. Una insignificante partícula. Los sueños van por una parte y la realidad va por otra. Los deseos imponen unas aspiraciones y la realidad los recorta sin piedad.

El autoconcepoto se puede trabajar de forma explícita e intencionada. Hay programas bien concebidos y estructurados. Existe una amplísima producción bibliográfica sobre esta cuestión. Muy desigual en calidad, por cierto.

Me cuenta mi mujer. Orientadora de un IES, que hoy mismo ha propuesto a sus estudiantes de Secundaria una tarea. Alguien tenía que escribir de forma anónima algo que le preocupase. Un (una) estudiante contó que le preocupaba que, al manifestarse como era, los demás no le (la) quisieran.

Esa persona piensa que vale tan poco que, al hacer patente eso poco que vale, nadie podrá aceptarla ni amarla por sí misma. Es lógico que quieran a otros o a otras. Porque valen más. Pero a ella no, que no vale nada.

A continuación les pide a los demás que expresen lo que quieren decirle a esa persona que ha abierto su corazón al grupo. Y me cuenta lo que algunos compañeros dijeron:

– Si alguien no te quiere cuando sabe cómo eres es que no te quiere a ti, querría a esa imagen de persona que tiene de ti en la mente.

– Si alguien te quiere, ha de hacerlo por ser como eres. Es entonces cuando te demuestra que te quiere a ti.

– Lo primero que tienes que hacer es valorarte y quererte tú porque si te desprecias los demás no te pueden querer.

Circular por la vida con el signo menos en la frente es muy preocupante porque la persona que lo lleva piensa que, al estar en lugar tan visible, los demás lo ven. Los demás descubren rápidamente una marca tan patente que no se puede ocultar.

Existe un problema importante respecto a la formación y evolución del autoconcepto y es que pocas veces se explicita ante los adultos (padres y educadores) la valoración que uno tiene de sí mismo. De esa forma, no es posible afrontar las exigencias.

Me gustó, y a la vez me inquietó, oírle decir con mucha convicción a mi hija Carla hace unos años:

– Es que yo soy fan de mi misma.

También es cierto que el autoconcepto puede estar desajustado por arriba. Una cosa es valorarse adecuadamente y otra sobrevalorarse. Es clásica la broma que se hace sobre el supuesto elevado autoconepoto de los argentinos: no hay mayor negocio que comprar a un argentino por lo que vale y venderlo por lo que cree que vale.

Cuando el autoconcepto se desajusta por exceso se corre el riesgo de sufrir grandes frustraciones. El interesado aspira a todo y no puede alcanzar nada. Se cree el no va más y la realidad le coloca en su sitio de escaso o nulo relieve. La vida le va diciendo, frustración tras frustración, que estaba equivocado. Por eso no hay que engañar a los niños y a los jóvenes haciéndoles creer que son el no va más, que todo será fácil y que todo el mundo les rendirá pleitesía.

Hay que ayudarles a fraguar un buen autopconcepto a través del esfuerzo, del estudio, de la ayuda cuando estén desalentados y de la felicitación cuando hagan bien las cosas. Porque el buen o el mal autoconcepoto no es un regalo o un castigo de los dioses, es una construcción personal, es una conquista a la que los adultos podemos contribuir o que podemos bloquear.








Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.



Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  
LOCAL | Aldeas
La aldea de Los Ríos celebra la festividad de la Inmaculada
11/12/2017 - 22:30:36
DEPORTES | Fútbol
Los equipos Infantil y Senior puntúan en sus respectivas salidas
11/12/2017 - 17:21:25
COMARCA | Priego
La Guardia Civil y la Agencia Tributaria aprehenden cuatro kilos de cocaína ocultos en un envío postal y detienen a tres personas en Priego de Córdoba
11/12/2017 - 16:36:45
LOCAL | Cultura
Juana La del Pipa actúa en el Teatro de la Casa de la Cultura de Almedinilla
10/12/2017 - 16:24:25
OPINIÓN | Educación
Buen profesional, profesional bueno
09/12/2017 - 10:50:51
PROVINCIA | Sucesos
Con veintidós personas detenidas y más de 16.000 mil kilos de aceituna recuperados, la Guardia Civil culmina la Operación “Oro líquido”, contra el robo/hurto de aceituna en la zona suroeste de Córdoba
09/12/2017 - 10:43:58
PROVINCIA | Diputación
La Delegación de Cultura doblará su aportación a la actividad cultural de los municipios
08/12/2017 - 08:23:04
ANDALUCÍA | Economía
Tres productos de Almedinilla han obtenido distinción en los Premios Andanatura para el Desarrollo Socioeconómico Sostenible a los Mejores Productos de los Espacios Naturales en 2017
05/12/2017 - 20:52:09
DEPORTES | Tiro Arco
La almedinillense Trini García consigue la medalla de bronce del Campeonato de España de Arco 3D Indoor,
05/12/2017 - 20:27:14
COMARCA | Priego
Comunicaciones, conferencias y homenajes a personas olvidadas en la memoria escrita han sido el eje de las jornadas de historia local de Priego de Córdoba
05/12/2017 - 20:03:04








| PORTADA | | | | ANDALUCÍA | NACIONAL | SALUD | COMARCA | RINCÓN LITERARIO | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768