la f uentezuela.com
Almedinilla lunes, 23 de octubre de 2017

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
OPINIÓN

OPINIÓN |
Mirar con ojos inteligentes

Miguel Ángel Santos Guerra
miércoles, 11 de octubre de 2017 (09:09:56)

0 Comentarios - 32 Visitas

Compartir Imprimir

Los hechos se suceden sin cesar. Nosotros los vemos en la distancia, más próxima o más lejana. Unas veces de forma directa, otras a través de los medios de comunicación. Luego los interpretamos. Y de esa interpretación, de ese juicio, nacen los comportamientos.

Resulta importante mirar con atención. No menos importante es analizar con rigor. Porque el juicio no está en las cosas o las personas que observamos, sino en nuestra mente.

Los hechos son los mismos para todos, pero qué diferentes interpretaciones existen sobre ellos. Lo sucedido el domingo en Cataluña fue lo mismo para todos, pero cada espectador vio lo que quiso ver. Para unos fue una victoria aplastante de la causa independentista que, mal que bien, logró depositar dos millones de papeletas en las urnas. Para otros fue una victoria igualmente aplastante del gobierno central, que, mal que bien, logró bloquear el referéndum y coinvertirlo en una farsa. Para algunos las cargas fueron desproporcionadas. El Ministro de Justicia del Gobierno central, por el contrario, dice: “yo vi más acoso a policías que violencia de policías”. ¿Cómo es posible que unos mismos hechos tengan lecturas tan discrepantes?

Basta ver los titulares de los periódicos, de los programas de radio o de televisión según el diferente signo ideológico de cada uno. Te preguntas muchas veces: ¿hablan de los mismos hechos?, ¿están analizando la misma realidad?

La situación se agrava cuando se manipula la realidad y se ofrece una visión adulterada de la misma como si fuera cierta. Por ejemplo, imágenes que se atribuyen a una manifestación pero que son de otra o, lo que es más engañoso, inventadas al cien por cien. Recuerdo el título de un artículo del libro de Cook titulado “Métodos cualitativos y cuantitativos en educación” que se titula: ¿Dicen la verdad las fotografías?

Ya es enorme la diferencia de contenidos cuando se pretende ser objetivo en la información, ¡qué decir cuando existe una pretensión explícita de distorsionar la realidad para ponerla al servicio de la propia forma de pensar!

Porque es la mente la que mira. Y se produce, ya de partida, una selección de imágenes, un filtro que nos hace ver unas cosas y dejar en penumbra otras. Los hechos están ahí, pero vemos lo que nos gustaría ver, no lo que vemos.

Luego está la interpretación de lo percibido. ¿Qué significa eso que ha pasado? ¿Por qué ha pasado? ¿Qué consecuencias tiene? En esa interpretación se producen atribuciones más o menos gratuitas, se establecen nexos causales arbitrarios, se hacen juicios de valor y se tiñe de emociones la acción. Sin preguntar ni una palabra a los protagonistas, que tienen la clave del significado de sus acciones.

En un libro titulado “Reflexiones para la vida”, editado hace muchos años en La Habana por la Financiara del transporte Transfin, leí una curiosa historia en la que se cuenta que un jinete ve desde su caballo a un campesino que está dormido debajo de una árbol y que, sin darse cuenta, se ha tragado un escorpión muy venenoso. El jinete le despierta con el látigo, desciende del caballo y le hace tragar algunos excrementos mientras le zarandea y atiza latigazos con violencia. Al fin, el campesino vomita todo lo que tiene dentro y expulsa el escorpión que podría haberle envenenado.

“ – Pero, ¿por qué sencillamente no me despertaste? ¿Por qué razón tuviste que usar el látigo?. Preguntó el campesino.

– Había que actuar rápidamente, respondió el jinete. Si solo te hubiera despertado, no me habrías creído, te habrías paralizado por el miedo o habrías escapado. Además, de modo alguno hubieras tomado los excrementos. El dolor de los azotes provocó que te convulsionases, evitando que el escorpión te picara”.

El campesino, agradecido, le besa la mano y, en recompensa, le entrega un anillo de alto valor que lleva colocado en el dedo anular de su mano izquierda. Admirado por el comportamiento del jinete, que podía haber pasado de largo sin fijarse o sin tomarse la molestia de bajar del caballo, lo despide efusivamente. El jineta se va al galope para recuperar el tiempo perdido

Dos vecinos de la localidad que se encontraban trabajando en el campo y que han observado la escena, le cuentan lo sucedido a un grupo de parroquianos que forman un corro en la plaza del pueblo. Cuentan que han visto a un jinete que ha llegado galopando hasta las afueras del pueblo, que ha visto a un campesino que estaba durmiendo cortándole el paso y, sin piedad y motivo, se ha puesto a repartir latigazos al buen hombre, le ha obligado a comerse excrementos que le han hecho devolver hasta la bilis y, antes de irse, le ha obligado a besarle la mano y le ha robado el anillo que llevaba en su mano izquierda. Luego ha huido al galope de forma cobarde, mientras el campesino levantaba la mano pidiendo que le devolviera el anillo robado. Pero nosotros le hemos esperado en un recodo del camino y, sin mediar palabra, le hemos propinado una buena paliza. No ha podido decir ni una palabra.

Una mala interpretación, como vemos en la historia que acabo de contar, lleva a comportamientos equivocados, radicalmente injustos. El pobre jinete fue castigado por una buena acción.

Las exigencias para hacer una buena lectura de la realidad son, pues, múltiples. La primera tiene que ver con la fidelidad de las fuentes. Tengamos en cuenta que la realidad que se nos brinda a través de los medios constituye un filtro de gran importancia. Cuando nosotros mismos vemos en directo la realidad, se elimina el problema del filtro.

La segunda exigencia es tener una mirada holística, lo más completa posible de la realidad. No basta una perspectiva, no basta un tiempo fugaz, no basta una parcela sesgada.

Hay quien tiene tendencia a ver la realidad desde una perspectiva negativa. Y, como consecuencia, solo se fija en aquellas partes o perspectivas de la realidad que tienen un trasfondo oscuro, pesimista, negativo. Solo ve los agujeros en el queso. Hay quien siempre pone un cristal de color negro para ver lo que sucede con los demás y con los cosas.

Por pura casualidad acabo de leer estas líneas en un libro de Raphaëlle Giordano titulado “Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una”: “Los pensamientos colocan un filtro entre la realidad y nosotros mismos y la transforman a capricho de las creencias, las ideas preconcebidas y los juicios de valor…”.

La tercera tiene que ver con el análisis. Es preciso analizar con rigor, no con la parcialidad o la arbitrariedad de un sectario. Hay quien, vea lo que vea, pase lo que pase, saca siempre la conclusión que desea. Los datos, sometidos a tortura, acaban confesando lo que quiere quien los maneja.

La actuación se deriva del análisis. Por eso hace falta ser exigentes y rigurosos con lo que se observa y analiza. Obsérvese el comportamiento de quienes, en la historia del jinete y el campesino, han contemplado la escena y la han interpretado a su modo. Dan una paliza a quien ha actuado de una manera inteligente y generosa. La paliza de los testigos añade un factor de complejidad. La actuación ha de ser siempre ética. Sea cual sea el análisis, el comportamiento ha de estar guiado por el respeto a la dignidad del ser humano. Aunque los testigos de la escena hubieran interpretado erróneamente los hechos, no podían haber tomado la justicia por su mano.








Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.



Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  








| PORTADA | | | ANDALUCÍA | NACIONAL | SALUD | COMARCA | RINCÓN LITERARIO | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768