la f uentezuela.com
Almedinilla domingo, 25 de junio de 2017

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
OPINIÓN

OPINIÓN |
Malditos adoctrinadores

Miguel Ángel Santos Guerra
jueves, 15 de junio de 2017 (12:00:17)

0 Comentarios - 52 Visitas

Compartir Imprimir

Una vez más el terrorismo ha herido el corazón de la democracia occidental. 22 personas inocentes (cuesta poner un número sin mencionar el nombre de cada una de las victimas), en su mayoría niños y jóvenes, han visto arrebatada su vida por el fanatismo, la intolerancia y la brutalidad. 60 personas inocentes han recibido heridas cuyas cicatrices psicológicas nunca se cerrarán. Miles de asistentes al Concierto de Ariana Grande han visto marcadas sus vidas por el miedo a la violencia inesperada y gratuita. El mundo entero se ha sobrecogido ante la barbarie. Todos hemos aprendido el miedo y hemos experimentado indignación, impotencia y rabia. Manchester. Una nueva ciudad para el museo mundial del terror.

La cantante estadounidense, de 23 años, ha suspendido la gira “Dangerous Woman Tour” y ha regresado a Florida, visiblemente conmocionada por el atentado. Ha tenido el hermoso y noble gesto de pagar el funeral de quienes murieron en su concierto. Sembraba felicidad con su arte, con su música, con su preciosa voz. Un joven inglés de 22 años, Salman Abadi, de ascendencia Libia, nacido en Manchester, ha puesto fin a su vida sembrando dolor y destrucción en el Manchester Arena. Antes de cometer el atentado llamó a su madre para pedirle perdón. Hubiera sido mejor no realizarlo. Dos jóvenes con un proyecto de vida muy diferente. Es la destrucción de la libertad lo que buscan quienes generan de manera tan brutal e indiscriminada el terror. “No más conciertos, no más música, no más diversión, no más libertad”, nos dicen con el atentado. Las personas libres no debemos hacer del miedo un sistema de vida. Los terroristas habrían ganado la batalla.

No ha importado que el público estuviese integrado por jóvenes y por niños y niñas acompañados por sus padres y madres. Es más, puede ser que se haya tratado de una elección muy pensada: donde más daño haga. La masacre se ha cebado en seres humanos que recorrían los primeros años de una infancia y una juventud cargadas de expectativas e ilusiones. Una crueldad inusitada.

La desfachatez de los responsables políticos del IS exhiben de manera casi obscena e insoportable la autoría del atentado. Como si de un acto heroico se tratase. Incluso en el caso de que el suicida se haya autoinmolado por propia iniciativa, sin una estrategia programada desde arriba. El caso es sacarle partido a esa inadmisible atrocidad.

¿Por qué? ¿Para qué?

¿Quién ha dado a los terroristas el poder de acabar con la vida o con la felicidad de un ser humano?

¿Quién se han creído que son?

¿Quién ha metido en la cabeza del suicida las ideas que le han llevado a quitarse la vida y a cortar de cuajo la vida de quienes disfrutaban de la música en una noche pacífica en Manchester?

Los hechos me llevan a una cuestión de vital importancia. La diferencia entre educación y adoctrinamiento. Las personas que han lavado el cerebro del joven terrorista se han quedado tan orondas disfrutando esa noche de la cena y del descanso. Han llevado a las mentes de ese jóven la idea de que quienes son infieles no tienen derecho a vivir. Y les han persuadido de que, por una acción así, tendrán un premio eterno en el paraíso.

Educar no es igual que adoctrinar. Porque el adoctrinador no respeta la libertad del aprendiz. Es un fanático, no un maestro. El aprendiz tiene que acabar sintiendo y pensando como su mentor. Quien no asimile sus dogmas, quien no haga suyas esas supuestas verdades, quien piense por sí mismo se verá constreñido a la condición de hereje. El adoctrinador no tolera que el aprendiz piense por sí mismo, no permite que dude de la ortodoxia, no acepta que se ponga en tela de juicio el credo. Pero todo valor que se impone por la fuerza deja de serlo.

Educar es enseñar a pensar y a convivir. Las dos exigencias básicas se truncan en este tipo de adoctrinamiento. No se enseña a pensar porque solo se espera que el adoctrinado piense como el adoctrinador. No se enseña a convivir porque el adoctrinador lo que propone y exige es matar al diferente, eliminar al infiel.

Me imagino a estos seductores en las sesiones de enseñanza, transmitiendo mentiras y falsedades, proponiendo una mística que obnubila, instando al suicidio y al exterminio para hacerse dignos de una eterna recompensa en un cielo lleno de uríes. ¿Y las mujeres? Esa es otra parte del horror que también produce víctimas de forma abusiva, persistente y repugnante. Otro tipo de fanatismo y de crueldad más sibilino pero no menos eficaz: la discriminación de la mujer.

Las redes sociales han venido a dar soporte a los adoctrinadores y falsos maestros que explican sus dogmas y enseñan cómo fabricar bombas que producirán cientos de cadáveres para hacer con ellos una escalera que les lleve hasta el cielo. Malditos adoctrinadores.

Los líderes no se inmolan. Consiguen formar adeptos o secuaces que lo hacen por ellos. Los líderes llenan las mentes de mensajes que son como órdenes indiscutibles, los corazones de ilusiones estúpidas y la voluntad de un heroísmo por el que recibirán premios que nunca podrán ser confirmados.

Se rompe la ética en mil pedazos al imponer la moral particular de un credo que siembra la muerte y la destrucción de quienes son diferentes. Los adoctrinadores contagian sus fantasías a sus fieles y estos las hacen suyas con una pasión digna de mejor causa. No hay mayor opresión que aquella en la que el oprimido mete en su cabeza los esquemas del opresor.

Fanatismo puro y duro. Intolerancia pura y dura. Nazismo puro y duro. Quien no piense como nosotros está equivocado y no merece ocupar un lugar en el planeta. Quien no siga nuestro credo es un infiel que merece ser aniquilado. Quien tenga otros valores diferentes a los nuestros debe desaparecer de la faz de la tierra.

El término fanático procede del latín fanum=templo. Se asignaba a los sacerdotes presos de un delirio sagrado. “El fanatismo designa una actitud de defensa exaltada y excluyente de una causa así como el empleo de todos los medios para imponerla. El fanatismo no admite término medio y divide a los hombres en amigos y adversarios, fieles e infieles”, dice Jorge Vigil Rubio en su excelente “Diccionario de vicios, pecados y enfermedades morales”. Un fanático no es un maestro, es un adoctrinador.

Nietzsche afirma en el marco de la crítica a la moral de la resignación que “el fanatismo es la única fuerza de voluntad de que son capaces los débiles”. Para Voltaire “el fanatismo es efecto de una conciencia falsa, que sujeta la religión a los caprichos de la fantasía y el desconcierto de las pasiones”. El fanático pone la propia vida al servicio de la doctrina. En el estado más elevado, pone incluso la vida de los demás al servicio de esa causa convirtiéndose en un asesino. Pero eso nada importa.

La policía busca a los terroristas, actúen solos o en células. Quienes se inmolan no necesitan ser perseguidos. Allí están sus cadáveres como testimonio de la estupidez y de la crueldad humana. Yo buscaría a sus adoctrinadores que se esconden bajo el manto del terror. Yo buscaría a quienes han metido en la cabeza a esos jóvenes que la vida tiene sentido cuando matan por una estúpida causa. El suicida se va al cielo. El adoctrinador se queda para captar a otros desgraciados.








Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.




Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  








| PORTADA | | | ANDALUCÍA | NACIONAL | SALUD | COMARCA | RINCÓN LITERARIO | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768