la f uentezuela.com
Almedinilla lunes, 20 de noviembre de 2017

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
OPINIÓN

OPINIÓN | Cultura
¡Está vivo!

Miguel Ángel Santos Guerra
domingo, 23 de abril de 2017 (16:51:13)

0 Comentarios - 205 Visitas

Compartir Imprimir

Hoy, 23 de abril, se celebra el Día Mundial del libro y del Derecho de Autor. Hoy deberíamos hacer un huequecito en la denominación al eBook porque se ha ganado ese espacio y porque la fecha apunta al pasado y al futuro.

La conmemoración se viene realizando, yo diría que cada año con más vigor, desde que se acordó instaurarla en la 28ª reunión de la UNESCO, celebrada en París entre el 25 de octubre y 16 de noviembre de 1995. La razón alegada por la organización dedicada al fomento de la Educación, la Ciencia y la Cultura, perteneciente a la ONU (según dice el punto 3.18 de la resolución allí firmada) fue el hecho de que el 23 de abril de 1616 coincidieran los decesos de Miguel de Cervantes, William Shakespeare e Inca Garcilaso de la Vega.

A pesar de no coincidir realmente en esa fecha las muertes de estos tres grandes escritores de las lenguas castellana e inglesa (Cervantes murió el 22 de abril y se ha dado por buena la fecha de su entierro que es la que figura en el Libro de difuntos de la iglesia de San Sebastián de la calle Arocha de Madrid, Shakespeare tampoco murió en esa fecha si se tiene en cuenta el calendario gregoriano frente al juliano y no se puede asegurar con exactitud la fecha de la muerte de Inca Garcilaso), se ha mantenido el 23 de abril como el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.

Cabe destacar que, mucho antes de ser declarado por la UNESCO el 23 de abril ya se celebraba en España el Día del Libro, desde que comenzase a realizarse en Barcelona gracias a una iniciativa llevada a cabo por el escritor Vicent Clavel Andrés.

Quiero hacer, en el artículo de hoy un triple homenaje. En primer lugar, a los escritores vivos. En segundo lugar, a los escritores que no llegaron a publicar. Y, en tercer lugar, a las mujeres escritoras que fueron negras literarias. Vayamos por partes.

Voy a rendir homenaje en primer lugar, como decía, a los escritores vivos. Cuando los alumnos y alumnas leen en las aulas suelen estudiar a los clásicos, en su mayoría fallecidos. Recuerdo que hace muchos años, siendo profesor de Primaria, llevé a la clase a un reconocido autor y, al verle en la puerta, cuando se disponía a entrar para la entrevista colectiva, uno de los niños, no pudo contener su emoción y su sorpresa y gritó:

¡Está vivo!

Voy a centrar mi reconocimiento a los escritores vivos en la persona de Luis Landero porque acabo de leer su última novela, “La vida negociable”. Landero escribe tan bien, domina con tanta maestría la lengua castellana que, cuando hace años le encontré en una cafetería de Alburquerque, su ciudad natal, le tuve que reconocer que de sus novelas me gustaba tanto la historia como la manera de contarla. Es decir, que me encantaban por igual el cómo y el qué, el qué y el cómo.

En segundo lugar, quiero rendir pleitesía a los escritores y escritoras que nunca publicaron. Lo haré en la persona de David Foenkinos, escritor francés, nacido en París en el año 1974, que publicó en 2016 la novela titulada “La biblioteca de los libros rechazados”. Cuenta en ella la singular historia de una biblioteca, sita en la localidad bretona de Crozon, que solo acoge los libros que no han aceptados por los editores. Los mismos autores tienen que llevar en persona a la biblioteca su ejemplar manuscrito.

La joven editora Delphine y su marido Frédéric, escritor, encuentran en esa biblioteca una obra maestra: ”Las últimas horas de una historia de amor”. Está firmada por un tal Henri Pick, fallecido dos años antes. Pick regentaba una pizzería y según su esposa Madeleine nunca leyó ningún libro y no escribió nada que no fuera la lista de la compra.

No quiero desvelar el final de la novela como le sucedió a aquel espectador que entró tarde en una sala de cine y dio una raquítica propina al acomodador. Molesto éste por la mezquindad que suponía aquella moneda de unos céntimos, se acercó sigilosamente al espectador y le susurró al oído:

– El asesino es el sheriff.

He pensado muchas veces en aquellos autores y autoras que han tenido que sufrir el rechazo reiterado no solo de uno sino de muchos editores. Vean, si no, la película “El editor de libros”, dirigida por Michael Grandage, en la que se cuenta la relación entre el escritor Thomas Wolfe (Jude Law) y el editor Mark Perkins (Colin Firth), después de haber sido rechazada su exitosa obra “El río y el tiempo” por la gran mayoría de editoriales de Nueva York. Este drama biográfico muestra un caso de reconocimiento final, pero hay muchos, muchísimos, en los que después de la lucha, solo ha existido la derrota.

Las causas han podido ser muchas, desde la incompetencia del editor hasta su descarado espíritu de codicia le ha llevado a aceptar solo las obras que garantizaban suculentos beneficios.

En tercer lugar quiero hacer un especial reconocimiento a las mujeres que han escrito bajo pseudónimo, que no pudieron cosechar el fruto de todo lo que sembraban con su inteligencia y su esfuerzo. A aquellas que ponían su saber y su trabajo al servicio del explotador al que amaban o al que servían. No hay mayor opresión que aquella en la que el oprimido mete en su cabeza los esquemas del opresor.

Y lo haré tomando prestada del libro “La carne”, de Rosa Montero, la historia de María Lejárraga, una mujer culta, con estudios superiores, maestra, con dominio de idiomas y dotes literarias. Esta mujer escritora firmaba sus obras con el nombre de su marido, Gregorio Martínez Sierra, de modo que era él quien se beneficiaba de su talento y de su trabajo.

Cuando él se empareja con Catalina Bárcena, una joven y hermosa actriz de su compañía de teatro, mucho más joven que él y a la que convierte en su amante, María sigue escribiendo artículos, conferencias y libros con el nombre de su marido. E incluso, cuando éste se separa de ella, firma para su ex todo lo que escribe, recibiendo él los honores y el dinero que le correspondían a ella. El machismo de la época (Lejárraga nace en la España de 1874), daba pie a estos injustos silencios y a esta explotación miserable.

María comenzó a reflexionar sobre sus contradicciones y utilizaba a Gregorio como un muñeco ventrílocuo para denunciar la injusticia que él mismo aprovechaba: “Las mujeres callan porque, aleccionadas por la religión, creen firmemente que la resignación 6es virtud. Callan por miedo a la violencia del hombre; callan por costumbre de sumisión; callan porque a fuerza de siglos de esclavitud han llegado a tener alma de esclavas”.

La vida de María Lejárraga terminó de forma triste y cruel. En 1922 Catalina y Gregorio tuvieron una hija. María se separó entonces de su marido pero siguió escribiendo para él. Tuvo que exilarse y padeció graves problemas económicos. En una de sus obras autobiográficas confiesa: “Casada, joven y feliz, acometióme ese orgullo de humildad que domina a toda mujer cuando quiere de veras a un hombre”. Y se convirtió para siempre en su esclava literaria.

En esa fecha tan llena de acontecimientos y de emociones, tendré el honor de presentar en la Feria del Libro de Bogotá mi última obra titulada “La gallina no es un águila defectuosa. Organización, liderazgo y evaluación en las instituciones educativas”. Un honor y una alegría que quiero compartir con mis lectores y lectoras. Feliz Día del Libro y del Derecho de Autor (y de la Autora). No habrá mejor celebración que tener un buen libro en las manos. Ya se sabe: más libros, más libres.








Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.



Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  








| PORTADA | | | ANDALUCÍA | NACIONAL | SALUD | COMARCA | RINCÓN LITERARIO | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768