la f uentezuela.com
Almedinilla martes, 26 de septiembre de 2017

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
OPINIÓN

OPINIÓN |
Los desatinos de Almazeite en el caso Almazaras

Fermín Jiménez Valenzuela
domingo, 16 de agosto de 2015 (20:18:57)

1 Comentarios - 1.271 Visitas

Compartir Imprimir
En varios artículos de opinión  Almazeite ha mostrado su perplejidad, insatisfacción y desacuerdo con la sentencia que pone fin a sus actuaciones en el “Caso Almazaras”. Hay que hacer notar que lo que se ha dado en llamar “Caso Almazaras” todavía no ha terminado, pero las acciones de esta infructuosa asociación ya se pueden dar como finalizadas. Esta sentencia corresponde a la querella que interpuso hace diez años Almazaras de Priego, por el acuerdo de su Consejo Rector, con el voto, en contra, hay que apostillar,  de su Secretario D. Narciso Reina Jiménez. En ella se acusaba del delito de apropiación indebida, falsedad documental y delito societario a D. Pedro Quesada Comino, y durante el periodo de instrucción se amplio a Narciso Reina Jiménez, Jaime Peñasco Peñasco (JARAOLIVA) y Baldomero Ruiz Morales.  La querella se presentó el 25 de Julio de 2005 cuando se tuvo conocimiento a través de un informe de la empresa NOVOGÉS que había motivos de comisión de un delito en la gestión llevada a cabo por el gerente de la Almazaras y se conoció, asimismo, parte del fraude cometido. El 29 de Junio de 2015, diez años después, se ha dictado sentencia por la sala tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba por los hechos de  aquella primera querella presentada por Almazaras de Priego. Como ya se sabe en esta sentencia Almazeite ha sido condenado a pagar parte de las costas del juicio. En este artículo nos proponemos mostrar, por un lado, cómo ha trabajado de hecho Almazeite en el caso Almazaras y en segundo lugar qué frutos ha tenido este trabajo. 

Pues bien, la propia sentencia ya nos ofrece una idea del modo como Almazeite  ha trabajado por los olivareros que decía defender y, en relación a esto, las razones por las que, finalmente, han sido condenados a pagar parte de las costas. La sentencia nos aclara que el escrito de acusación de Almazeite adolece de una gran inconcreción  “limitándose de forma poco ortodoxa a relatar hechos inconexos y deslavazados, mezclados con consideraciones jurídicas…” (p. 94). El texto de la sentencia sigue señalando el esfuerzo que la Sala ha tenido que hacer para ver cuál era el verdadero hecho al que se referencia con su acusación particular, especialmente, porque “ni siquiera hay una descripción del nexo causal entre lo que no es más que una infracción administrativa a la legislación de cooperativas (rebasar el límite legal en la operación con terceros) y un juicio cuantificable sobre la base del cual apreciar una actividad fraudulenta tendencialmente dirigida a perjudicar a la Cooperativa” (p. 94). Un poco más adelante, la sentencia, ateniéndose a jurisprudencia del Tribunal supremo, expone las razones por las cuales Almazeite ha sido condenado parcialmente en costas. Allí puede leerse que la imposición de las costas es pertinente cuando “resultare de las actuaciones que han obrado con temeridad o mala fe” (p. 107) o cuando  es “una forma de corregir actuaciones infundadas, caprichosas e incluso fraudulentas de la acusación, debiendo entenderse que son temerarias o maliciosas cuando la pretensión que se ejerce carezca de toda consistencia y fundamento, de tal modo que quien así actúe no haya podido  dejar de conocer su sinrazón e injusticia” (p. 107). El juez, que conocía bien los vuelos de esta asociación y el juego mediático que han tenido en este juicio, se ha extendido en la argumentación jurídica dando las razones de por qué ha sido justa la condena para Almazeite. Estas dos citas traídas a colación no son sino dos muestras traídas de la argumentación que aparece en el texto de la sentencia.  

Pero, hay que afirmar, más allá del texto de la sentencia, que ninguno de  los procedimientos iniciados por Almazeite ha tenido el más mínimo beneficio para los miembros de Almazaras de Priego ni para sus socios y, sin embargo, que su modo de actuar les ha causado un gran perjuicio por la demora en los procedimientos, pues ahora es más difícil, pasado todo este tiempo, que los que cometieron los fraudes paguen todo el dinero que  deben a Almazaras. Razonemos esto. 

En primer lugar, los componentes de Almazeite abogaron desde un principio más por la pancarta, los medios y el ruido público que por el trabajo serio y responsable. Optaron por la calle como si su verdadera intención fuera apartar del caso, a  través de la presión mediática y social, a los que iniciaron el trabajo de aclarar lo que había sucedido en Almazaras de Priego y como si estuvieran guiados más por secundar los intereses de los defraudadores que de los verdaderamente afectados. Sorprende la forma en que Almazeite se ha personado en los dos procedimientos penales iniciados por Almazaras copiando el contenido y argumentación de una de sus querellas, literalmente, en más del 80%, algo que podría ser constitutivo de la comisión de un delito. En segundo lugar, Almazeite solicitó una investigación fiscal exhaustiva a la Agencia Tributaria que  llevó unos tres años. Hacienda, después de realizar la inspección declaró que no había en Almazaras delito alguno contra Hacienda. En tercer lugar, encargaron un informa a TINSA-TAXO que, como quedó mostrado en el juicio, contenía numerosos errores y que, por tanto, quedó invalidado. Por otra parte, se desconoce quién lo ha pagado y cuál ha sido el coste del mismo. Pero, con todo, este informe dilató el procedimiento durante más de 4 años.  

De este modo, Almazeite ha hecho demorar más allá de lo necesario los procedimientos judiciales iniciados por el Consejo Rector de Almazaras de Priego ya que vistas las cosas con la perspectiva que da una década lo que se ha dado en llamar el “Caso Almazaras” no hubiera tenido un recorrido más largo, quizás, de un par de años si Almazeite no se hubiera empeñado en enredar los procedimientos provocando más trabajo para los abogados de Almazaras al tener estos que atender a recursos y contra recursos, añadiendo, asimismo, como es lógico suponer, un mayor coste al proceso por la cantidad de informes y contrainformes periciales que Almazaras ha tenido que aportar  y atascando, por la cantidad de documentación acumulada de forma innecesaria, el trabajo del  Juzgado Instructor.

Hasta ahora Almazeite había basado todas sus acusaciones en el respaldo que habían tenido de la Fiscalía. Para ellos la justicia se personificaba en la figura del Ministerio Fiscal al que presentaban en estos años como su certificado propio de credibilidad. Pero, tal y como tenía que ser, aunque tardíamente, la Fiscal retiró su acusación  al Consejo Rector, porque, quizás, vio con claridad lo que Almazeite se niega a ver: quienes han sido los defraudadores y los culpables.  No deja de ser extraño y sorprendente que la misma persona que actuó en el procedimiento de la querella anterior en el caso de OLIGRA, después de la sentencia de la Audiencia Provincial de Córdoba, ratificada en el Supremo, en la que se absolvía de toda culpa al Consejo Rector, mantuviera para este procedimiento también su acusación. Para el lego que no conoce los entresijos de la justicia y que cree que esta actúa normalmente con los ojos vendados resulta poco creíble la profesionalidad de quien, conociendo la sentencia de la Audiencia Provincial y del Supremo y todas las pruebas que se presentaron en el juicio anterior, imputara de nuevo por los mismos hechos al Consejo Rector. Sin embargo, la fuerza de los hechos y la inconsistencia de las acusaciones, basadas en la apropiación indebida y en la falsedad en la contabilidad, ha sido quizás lo que ha hecho recular a la Fiscal en el último tramo del juicio, en el turno de conclusiones, dejando a Almazeite sin su certificado de credibilidad y en la más absoluta perplejidad respecto a  la  labor de la justicia. La Fiscalía que hasta ahora era alabada por Almazeite es ahora defenestrada. También, hay que decir, que Almazeite, por venderse, quizás, como una asociación sin ánimo de lucro, ha contado con el apoyo de instituciones, partidos políticos y organizaciones sindicales. El mismo portavoz así lo ha reconocido en algún artículo publicado en prensa. Pero el contar con los recursos de estos apoyos no ha servido para otra cosa que no sea para hacer más larga y compleja la actuación de la justicia. 

Almazeite, asociación constituida inicialmente por veintiocho personas, arrogándose la representación, de lo que dicen son dos mil afectados, han demorado la investigación de la verdad y han causado un daño a conciencia contra los dos únicos miembros del Consejo Rector que iniciaron los procedimientos judiciales contra los estafadores, que han luchado y aguantado y que han conseguido que  las Cooperativas que integraban Almazaras no se hundieran. Baste decir a este respecto que Almazaras ganó una demanda a OLIGRA en la que reclamaba  más de 7 millones y medio de euros más las costas así como otros procedimientos de reclamaciones millonarias. Si las demandas interpuestas contra Almazaras de Priego hubiesen prosperado, posiblemente, las Cooperativas que la integraban habrían tenido problemas para subsistir. No se comprende como estos logros tan importantes, desde el punto de vista económico, no han sido motivo de divulgación en prensa por parte de Almazeite y, sin embargo, sí hayan proclamado como el gran juicio para Almazaras la vista de la última querella. 

Sorprende ver publicado en prensa que quien ha estado personado como acusación en la instrucción y juicio de los dos procedimientos penales que interpuso Almazaras de Priego, después de haber tenido acceso a toda la documentación aportada, las declaraciones de los imputados y todas las actuaciones, manifieste que desconoce que ha pasado en Almazaras y quienes se han llevado el dinero. Esto demuestra el poco interés puesto en el conocimiento de los hechos y sí el empeño en culpar a parte de los miembros del Consejo Rector e Interventores de Cuentas, especialmente al Presidente y Tesorero, contra quienes ha existido una fijación obsesiva porque fuesen condenados, penal y civilmente. Resulta extraño tanto empeño en perjudicar y apartar del caso a las personas que desde un principio han fomentado la investigación para el esclarecimiento de lo ocurrido y descubrir a los culpables. Los hechos y las sentencias, dos de las tres han sido ya confirmadas y ratificadas por el Tribunal Supremo, demuestran que su actuación fue correcta, haciendo en cada momento aquello que humanamente fue posible.

Con el fin de no alargar más el contenido de este artículo, en futuras publicaciones y en informes pormenorizados para los socios se dará cuenta de cómo Almazeite realizó las distintas acusaciones, de la forma irregular en que se han incorporado a los procedimientos iniciados y promovidos por Almazaras de Priego y del coste y los perjuicios originados. Asimismo se estudiara si jurídicamente alguna de las actuaciones pueden haber incurrido en responsabilidades, civiles o penales, por los perjuicios originados y la realización de acusaciones falsas.   








1 COMENTARIOS

FRANCISCO - 12/10/2015 - 18:47:39


     Señor Fermin ,que pretende con estos artículos Esclarecer SU verdad Vd. es el presidente que no ha liquidado la campaña 200405, Vd ha gastado cientos de miles de euros de los agricultores en abogados ,peritos ..... En buscar un culpable y tapar su pésima gestión , evidentemente ninguno le va a señalar a Vd . Si quiere seguir quemando dinero hágalo con el suyo, y váyase ya,,que bastante daño ha hecho. Para concluir , le reitero ES EL PRESIDENTE QUE NO LÍQUIDO LA COSECHA, y como presidente el responsable.
...........................................................................................


Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.



Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios  








| PORTADA | | | ANDALUCÍA | NACIONAL | SALUD | COMARCA | RINCÓN LITERARIO | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | ESPECTÁCULOS | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
| AGENDA | GALERÍA FOTOGRÁFICA | TELÉFONOS | EL TIEMPO | HEMEROTECA | ENLACES | CONTACTO | AVISO LEGAL |

Web desarrollada por A.R. Comunicación e Imagen sobre una resolución óptima de 1024x768