la f uentezuela.com
Almedinilla lunes, 20 de agosto de 2018

| PORTADA | LOCAL | PROVINCIA | REPORTAJES | FOTO DENUNCIA | DEPORTES | ENTREVISTAS | CULTURA | OPINIÓN | MÚSICA | ALMEDINILLENSES POR EL MUNDO | NECROLÓGICAS | ANUNCIOS |
CULTURA


CULTURA | Literatura
Trovos en Las Noches de la Era

Redacción
sábado, 10 de julio de 2010 (19:40:28)

0 Comentarios - 1.155 Visitas

Imprimir

Idelfonso Pérez, “El Caco”, y José Pérez, “El Lojeño”, protagonizan la velada trovera.

Momentos de la velada. (Foto: Manuel Carrillo)
La plaza de La Era fue el escenario ideal para reunir a muchos aficionados y aficionadas al arte de trovar de Idelfonso Pérez Aguilera, El Caco, y de José Pérez, El Lojeño; dos troveros con casta quienes, en forma de verso, animaron al numeroso público asistente a conocer este tipo de composiciones literarias, herederas de los romances de ciego y la literatura de cordel y que se han mantenido durante siglos especialmente en municipios de la serranía y poblaciones pequeñas como medio de transmisión oral y manifestación artística.
Los trovos surgen al añadir a la poesía popular el arte de la improvisación, basándose en unas reglas que marcan las pautas a seguir por los troveros. Estas veladas troveras poseen un importante arraigo en la comarca de la Subbética, teniendo lugar en numerosas ocasiones a propósito de acontecimientos diversos y, debido a la gran convocatoria de público que consiguen, cualquier momento es bueno para disfrutar de una de estas veladas.
En el transcurso de la actuación trovera  se realizaron distintas modalidades de improvisación de versos (cuartetas y quintillas), lo que la hicieron muy amena y variada, constituyendo todo un debate o lucha en verso (controversia) entre los dos troveros ensalzados en una pugna dialéctica en la que cada uno trataba de arrancar los aplausos del público concentrando su gracia e ingenio para superar el adversario.
Al final de la velada nos obsequiaron con la “Glosa del Trovo” consistente en hacer una cuarteta o redondilla a la que se deben improvisar cuatro quintillas, de manera que cada una de ellas tiene que terminar exactamente con cada verso de la cuarteta o redondilla, desde el primero hasta el cuarto. En esta modalidad solicitaron la participación del público para que aportara alguna cuarteta o redondilla, siendo varias las intervenciones del Chaparrillo, sobrino del Chaparrillo, el Petacas y Dominguillo lo que dio más colorido a la contienda.
En definitiva, el humor, picaresca, dialéctica verbal, ironía y juegos de palabras en sones de fandangos fue el denominador común de una espléndida noche trovera.








Añadir comentario

LOS COMENTARIOS SERÁN REVISADOS ANTES DE SER PUBLICADOS.
La Dirección de La Fuentezuela no publicará aquellos comentarios que sean ofensivos, contengan insultos o supongan una falta de respeto manifiesta hacia el contenido o autor del texto.

ES NECESARIA UNA DIRECCIÓN DE EMAIL VÁLIDA EN LA QUE SE RECIBIRÁ UN CÓDIGO DE ACTIVACIÓN QUE DEBERÁ VALIDAR PARA QUE EL COMENTARIO SEA PUBLICADO.

Esta dirección NO será utilizada para ningún otro tipo de envío ni se hará pública.

Nombre:
Email: (El email no será publicado)
Comentario:
Debe introducir el código de validación antes de enviar su comentario.

He leído y acepto la Política de Privacidad incluida en el Aviso Legal.




Noticias mas recientes Noticias mas visitadas Noticias mas comentadas Últimos comentarios